Lecturas Recomendadas

EFECTO PLACEBO y NOCEBO. Doctor Iván Seperiza Pascuali

Efecto Placebo, Le dan a tomar agua endulzada, cree que es jarabe para la tos y deja de toser

Paciente bajo el efecto nocebo
Según esta óptica, la más predominante, el efecto placebo y el efecto nocebo serían solo sugestión, pero…

Desde hace años he postulado que la Sanación de una enfermedad la desencadena todo aquello que le hace creer al subconsciente que se podrá ese mal sanar. Si se tiene una Actitud Mental favorable u optimista frente a un mal y se refuerza la acción del Pensamiento Positivo, que es un acto consciente, el subconsciente acepta como válido, en la medida de la fe y reiteración, canalizar desde el plano Astral superior la natural fuerza de armonía y sanación hacia el cerebro y por su intermedio al órgano afectado. Si tu sientes que no eres capaz, eso lo acepta tu subconsciente para que así sea. Si con convicción piensas que eres capaz y lo haces de manera reiterada así el subconsciente verá cómo materializarlo movilizándose más allá del tiempo y el espacio para que logres ese justo anhelo. efecto-placebo-milagros-de-la-mente-3129La realidad es que al tener una media diaria del 70% con pensamientos basura estamos mal programados y bloqueamos lo sutil en nosotros. Sin embargo nadie nos puede impedir que podamos revertir esa negativa polaridad realizando lo que llamo la personal REPROGRAMACIÓN mental que es el núcleo fundamental de la Ciencia de la Mente y esto hacerlo, por ejemplo, para el logro de un mejor estado de salud, gracias al Mejor Pensar.

El efecto placebo es mucho más que sugestión de sanación científicamente demostrada. Siento que toda terapia seria tiene en la sanación el componente de la terapia misma, la sapiencia del médico tratante, el aporte placebo de la sugestión mental del paciente y el de la sugestión visualizada consciente o subconsciente del médico que, cuánticamente salta al subconsciente del paciente, quien cree en esa terapia que su médico le indica, lo acepta su subconsciente el cual da lugar a los mecanismos de cuántica sanación desde el cerebro. El efecto placebo permite probar la eficacia de un nuevo medicamento. Se presenta a un grupo de médicos la nueva terapia para determinada enfermedad, sin saberlo la mitad de ellos recibe el remedio real y la otra mitad cápsulas sin contenido medicinal. El médico ignora que es un estudio “doble a ciegas” (médico y paciente), el médico sabe que se trata de un nuevo fármaco eficaz, y así se lo señala a los pacientes que lo consultan y necesitan. Evaluado los resultados según sea la enfermedad un variable porcentaje de pacientes SANA con el placebo, es decir, por creer que tomaban un remedio y su médico que lo estaba recetando. Se acepta el nuevo fármaco si supera de manera significativa los resultados de sanación del placebo. La Ciencia médica con el efecto placebo demuestra el efecto de la sugestión en la sanación. Se sugestiona el médico que cree en ese remedio y con convicción así lo receta. Se sugestiona el enfermo al creer en el médico y en el nuevo remedio y esa creencia con convicción estimula al subconsciente mental que activa los mecanismos naturales de la sanación.

El Dr. Robert T. Carroll, señala sobre el placebo: Leer más

DEJE QUE SUBA LA FIEBRE según Juan-M. Dupuis

PARA SANAR. Y disfruta de momentos para ti descansando.La primera reacción de la mayor parte de médicos, padres y enfermos es querer bajar la fiebre cuando aparece. Primero con medidas no farmacológicas una vez que supera los 37,8º y con fármacos a partir de 38,5 °C.

Pero en el caso de las infecciones virales (que son la gran mayoría de los casos) actuar así es una tontería mayúscula. Ahora verá por qué.

Los virus entran generalmente en el cuerpo por la nariz o la boca. Penetran en una célula y se reproducen en su interior hasta que ésta queda totalmente repleta, ocupando su interior por millones.

Si en ese momento observara la célula en un microscopio electrónico, tendría la impresión de que está llena de celdillas de abejas. Se trata de los virus, que están tan juntos como las celdillas de un panal de miel. Colonizada por completo, la célula muere, explota y todos los virus salen y se dispersan. Cada uno entra en una célula sana y el ciclo vuelve a empezar.

Por lo tanto, la propagación del virus es muy rápida. Millones de células o incluso miles de millones pueden verse afectadas en pocas horas. Son tantas las que mueren que la persona no tarda en sufrir lesiones en los órganos. Le duelen las articulaciones, la cabeza, los músculos, la tripa, los oídos u otras zonas, según el caso.

Por suerte, el cuerpo no se queda sin actuar ante una invasión de virus.

Tan pronto como un virus penetra en una célula, ésta libera sustancias que hacen que se inflamen los vasos sanguíneos cercanos. La sangre circula con mayor lentitud y se acumula en el lugar de la infección, lo que permite a los glóbulos blancos (leucocitos), que están en la sangre, atravesar la pared de los vasos sanguíneos y unirse a la célula infectada. Esto ocurre porque los glóbulos blancos se ven atraídos por las sustancias quimiotácticas que libera la célula.

Por su parte, la persona percibe únicamente una inflamación, que se debe a la sangre al acumularse en la zona infectada, que hace que ésta se ponga roja, caliente y duela… Pero esto es una buena señal.

La inflamación es un mecanismo natural y espontáneo de defensa del organismo ante cualquier agresión. La célula infectada se encuentra rodeada de millones de glóbulos blancos. Son tan numerosos que bloquean la oxigenación. Al no poder efectuar la respiración metabólica, la célula fermenta y produce dióxido de carbono y ácido láctico, lo que crea una acidez en la célula que bloquea la reproducción de los virus. Asimismo, el catabolismo celular incrementa la temperatura local, lo que propicia la muerte de los virus.

Por supuesto, la célula también muere, pero la propagación del virus se detiene, que es más importante.

Al morir la célula lo hacen también los leucocitos, liberándose determinadas sustancias que, actuando sobre centros termoreguladores cerebrales, elevan la temperatura corporal, provocando así la fiebre. Esta temperatura corporal significativamente más elevada acaba por aniquilar todos los virus que han afectado al organismo, desapareciendo la infección a través de un mecanismo completamente natural.

Como ve, la estrategia de reacción del cuerpo es doble: por un lado aumenta la temperatura local, donde la célula enferma, y aumenta la temperatura general del cuerpo, que es la fiebre. Estas dos reacciones contribuyen a detener la infección viral.

La inflamación y la fiebre son buenas

La inflamación, cuando es pasajera, y la fiebre, cuando no supera los 40°C, son reacciones muy eficaces del organismo para protegerse contra los virus. De hecho, son indispensables: sin ellas, los virus nos matarían sin la menor resistencia.

Nuestros mayores siempre lo han sabido. Antaño, cuando alguien sufría una infección, se le metía bajo las mantas y se le hacía beber infusiones para que sudara y aumentara la temperatura.

Un ejemplo de hasta qué punto es eficaz la forma de reacción del organismo es que un virus tan peligroso como el de la poliomielitis, que provoca minusvalías de por vida, ve cómo disminuye su velocidad de reproducción en un 99 % cuando la temperatura pasa de los 38,5 a los 39 °C. (1)

Hay que decir que, antes de los años sesenta, un elevado número de niños era infectado por el virus de la poliomielitis. Entre el 90 y el 95% de las personas ni se daba cuenta, ya que sus defensas naturales eliminaban el virus antes incluso de haber provocado los síntomas de la enfermedad. Una minoría caían enfermos, pero la mayor parte sufría entonces una subida de fiebre que destruía el virus según el mecanismo antes descrito.

Sin embargo, si por desgracia alguien les hubiera dado en ese momento una aspirina para “bajarles la fiebre”, entonces se habría desencadenado la catástrofe: el virus atacaba la médula espinal y provocaba la parálisis de las piernas.

Por eso, dar una simple aspirina, paracetamol o ibuprofeno a una persona infectada por un virus puede tener consecuencias desastrosas: al intentar bajar la inflamación y la fiebre se le da un gran impulso al virus. El organismo queda despojado de sus protecciones naturales y ya no cuenta con ningún medio para evitar la proliferación del virus y de la enfermedad.

Una experiencia famosa

Los médicos ya no tienen en realidad ninguna excusa para continuar cometiendo el error de “luchar contra la fiebre” (salvo, claro está, que exista riesgo de afectación neurológica con presencia de un cuadro convulsivo, en cuyo caso habría que bajar la fiebre urgentemente).

Este fenómeno se ha comprendido y se ha explicado científicamente desde la década de los sesenta, es decir, desde hace ya medio siglo. Si ni siquiera hoy se ha transmitido el mensaje lo suficiente, ¿cuándo se va hacer?

Vea el siguiente experimento: cogemos a dos grupos de conejos sanos. El primer grupo lo colocamos en una atmósfera a 20 °C, por lo que su temperatura es de 39 °C. A los del segundo grupo los ponemos a una atmósfera de 36 °C, lo que hace que su temperatura sea de 40 °C. Si en ese momento se inocula a los conejos de ambos grupos el virus de la mixomatosis, el 63 % de los del primer grupo de baja temperatura muere, frente a tan sólo el 30% que muere en el grupo de alta temperatura. Y eso no es todo: al inyectar a los conejos enfermos un producto que evita la fiebre (como la aspirina o el paracetamol), duplicamos el número de muertes. ¡Y esto se sabe desde hace cincuenta años! (2)

Además, como ha visto antes con el ejemplo de la polio, una sutil diferencia de temperatura (0,5 °C) puede implicar una enorme disminución de la velocidad de reproducción de los virus. Es la diferencia entre estar sano y enfermo y, en algunos casos, incluso entre la vida y la muerte.

Recuerde: eliminar la fiebre puede aumentar la velocidad de replicación de los virus hasta el punto de desbordar el sistema inmunitario.

Provocar fiebre para curar

Mientras la medicina oficial sigue recomendando tomar baños tibios (además de medicamentos) para “bajar la fiebre”, lo mejor en realidad es hacer lo contrario, es decir, provocar fiebre para acelerar la curación (salvo en caso de síndrome febril convulsivo).

Aquí tiene un protocolo de “fiebreterapia” que puede utilizar para ayudar a su organismo a hacer frente de forma natural a las infecciones. No hay que usarlo si ya se tiene fiebre, si se está embarazada o si hay alguna contraindicación con la aplicación de calor.

Preparación: la fiebreterapia parece que sólo consiste en tomar un baño caliente, pero va mucho más lejos. Para que resulte eficaz, hay que seguir las instrucciones. Tenga a mano un termómetro, ropa absorbente (por ejemplo un albornoz de baño o un chándal). Elija el momento en el que pueda tener varias horas de tranquilidad por delante. Beba dos vasos de agua mineral y vaya bebiendo más agua durante y después del tratamiento. Prepare un baño de agua caliente.

Paso n.° 1: Entre en la bañera y vaya echando agua caliente hasta que alcance el umbral de temperatura que pueda soportar. Por lo tanto, tenga cuidado si lo prepara para otra persona, sobre todo para un niño (en este caso, y como precaución, puede bañarse con él).

Paso n.° 2: Tómese la temperatura mientras se está bañando, bajo la axila. Cuando alcance los 38,5 °C, cuente 20 minutos. Normalmente, ya habrá empezado a sudar mucho antes de llegar a esa temperatura. Beba agua mineral, pero no debe estar fría.

Paso n.° 3: Salga del baño una vez transcurridos los 20 minutos. Cuidado al salir, ya que a menudo se encuentra débil en ese momento. Séquese rápidamente, tápese la cabeza con una toalla y póngase el albornoz.

Paso n.° 4: Métase rápido en la cama antes de enfriarse. En ese momento debería tener tanto calor que sudará en abundancia, que es exactamente el objetivo que se persigue. Quédese tapado hasta el paso 5. Duerma si puede (de hecho, es lo mejor que puede hacer).

Paso n.° 5: Entre 45 minutos y dos horas más tarde, recuperará de modo natural su temperatura habitual. Antes de empezar a tener frío, quítese el albornoz húmedo. Intente no enfriarse. En este momento el tratamiento habrá llegado a su fin.

Puede volver a iniciar el ciclo varias veces y para casi todas las infecciones. Sin embargo, esta terapia es especialmente eficaz al inicio de la enfermedad.

¡A su salud!

Juan-M. Dupuis

EL PODER DEL PENSAMIENTO CREATIVO Gregg Braden

EL PODER DEL PENSAMIENTO CREATIVO – Gregg Braden

(Leyendo este artículo, intenten interpretar la palabra “orar” como “pensar positivo” y no como algún acto religioso. En inglés: “wishful thinking”, traducido: wish= deseo, ful= lleno, thinking= pensando, pensamientos llenos de deseos, pensamientos… creativos.

Gregg Braden  EL PODER AUTOSANADOR DEL PENSAMIENTO CREATIVO

 LA PRIMERA REGLA DE LA NUEVA ERA: HONESTIDAD!!!

Ya tengo reportes de gente que al hacer cosas que no les gusta hacer ya se sienten extremadamente mal. Esto se los dije hace 6 meses, y cada día será más fuerte, parte de tener más poder mental es el que nos quiten nuestra parte irresponsable… ¿puedes adivinar cuál es nuestra parte irresponsable?

NUESTRA FALTA DE HONESTIDAD.  

Cuando digo ser honesto conmigo mismo me refiero a hacer sólo lo que me hace sentir bien y me hace ser feliz… y sé que siempre está el sabiondo que sale con “si me hace feliz matar gente entonces qué… lo hago?” La respuesta siempre será la misma, HAZ LO QUE RREEAALLMMEENNTTEE te haga feliz, si eso es lo que te dice tu corazón que hagas, eso tendrás que hacer, PERO SI ESTÁS MINTIÉNDOTE sufrirás inmensamente si lo haces.

 

El tiempo del juego ya terminó, ya no hay más tiempo para tratar de convencer a la gente a ver si quieren saber estas cosas o no, yo las tengo que decir porque es mi obligación, con esto cumplo mi contrato con cada uno de ustedes, ya depende de ustedes el cumplir su contrato con los demás al hacerles llegar esta información.

 

CÓMO HACER QUE LO QUE ENSEÑO FUNCIONE PARA LA VIDA REAL:  

Hasta hoy el enfoque ha sido cómo manifestar cosas que quiero, bueno, ahora tengo que darle otro enfoque:

1. Te voy a pedir que hagas una de las cosas más dificiles que te he pedido hasta hoy. NO PRESTES ATENCIÓN A TUS 5 SENTIDOS. No me importa que veas, escuches, sientas, o lo que sea, necesito que te hagas ciego a ellos.  VEAS LO QUE VEAS, ESCUCHES LO QUE ESCUCHES, SIENTAS LO QUE SIENTAS (con la carne y la piel) NO HAGAS CASO, NO REACCIONES.

 

2. SÉ FELIZ A COMO DÉ LUGAR, la felicidad es algo que te puedes permitir sentir a cualquier momento, TÚ DECIDES QUÉ SENTIR A CUALQUIER MOMENTO, y si puedes sentir amor (que es más divino que la felicidad), MEJOR, tienes que mantenerte en ese estado la mayoría del tiempo de tu día, enfócate en ver cosas que te hagan sentir bien y feliz, que te hagan reir.

3. SÉ HONESTO. Vamos pues, si estás haciendo algo que no te gusta hacer, deja de hacerlo, Leer más

LA FELICIDAD DEPENDE DEL DOMINIO DE UNO MISMO. entrevista a AMMA

Lleva diez horas abrazando con un amor sobrecogedor a cada una de las miles de personas que esperan turno; es su manera de predicar el amor, con el ejemplo. Así vive, recorriendo el mundo y abrazado. Sus discursos – como presidenta del Parlamento de Religiones del Mundo y el del aniversario de la ONU— están cargados de sentido, al igual que sus libros. Donativos internacionales le han permitido crear una red social (orfanatos, escuelas, hospitales) de ayuda humanitaria en India. Su credo es la unidad fundamental de todas las religiones, su lucha, la recuperación de las cualidades del corazón en la vida diaria. Para ella no basta con meditar, únicamente dando amor nos reconciliaremos con nosotros mismos. Somos uno. AMMA

Tengo 46 años. Nací en India. Tuve una revelación divina: “Adórame en los corazones de todos los seres y alivia el sufrimiento”. Desde entonces viajo por el mundo y planto la semilla del amor con el abrazo, y he creado en India hospitales, escuelas y orfanatos, todo gratuito. 

O, como dice M. S. Miguel: Si no me veo a mí en ti, y si no te ves a ti en mí, estamos lejos del bueno, bello y sano vivir.

o, como dice mi maestro Juanjo de UN CURSO DE MILAGROS: “el día que Ames a tu hermano, ese día me conocerás”

ENTREVISTA  A  AMMA, en 1999, como leeréis, totalmente hoy 2013 en vigor total.

— ¿Cuál es el problema en el mundo?
—Ninguno. El problema está en nuestro interior, es nuestro ego. Debemos cambiar nuestra actitud hacia el mundo.
— ¿El ego?
—Sí, el ego es el que nos impide sentir compasión hacia los demás, porque cometemos el errorde creer que somos diferentes.
—Eso es inmadurez.
—Los adultos creen que ya han crecido, que la inocencia o la ingenuidad es algo de lo que deben avergonzarse, pero lo único que ha crecido es el ego. El corazón está atrofiado. Cualidades esenciales como la compasión y el amor están hoy en su lecho de muerte.
— ¿Y qué es el amor? 
—Ver y sentirla vida en todas las cosas. La vida y el amor son una unidad. Sin embargo, nosotros sólo tememos relaciones con los otros y con el mundo, no hay sentimiento de unidad y, por tanto. no hay amor. El amor ocurre sólo cuando dejamos de racionalizar.

—Difícil me lo pone.
—Hemos crecido acostumbrados al egoísmo, a la competencia. al odio, los celos y la guerra. Nuestro contacto con el amor es sólo superficial. El amor real se experimenta cuando no hay condiciones, y las condiciones existen únicamente donde hay división.
—Pues es un círculo vicioso…
—Rómpelo. Permite que tu corazón florezca a través de la compasión. Sintoniza con la pena y el sufrimiento de los demás. Haz una cosa: métete el dedo en el ojo.
— ¡Ay!
— Ahora, ¿vas a castigar al dedo?
—No pensaba.
—Lógico, porque tú eres tu dedo y tu ojo. De la misma manera deberíamos poder vernos a nosotros mismos en todos los seres.

—Vale.
—La compasión no mira las debilidades de los demás. No hace distinción entre buenos y malos. No traza líneas divisorias entre dos países, dos creencias o dos religiones. La compasión no tiene ego. y olvida y perdona.
— ¿Y si no puedes olvidar?
—Vive el momento presente. Aprende a llevar a cabo tus acciones sin ningún apego e ignora el fruto del futuro. Siempre que estés haciendo algo, trata de ser consciente. Si estás vigilante, notarás la carga innecesaria de los pensamientos negativos que transportas. Ese estado de alerta te hará libre.
—A veces las circunstancias…
—No culpes a las circunstancias ni a los demás. Tus fracasos, tus sentimientos heridos y tus miedos son debidos a alguna debilidad, y esa debilidad es ignorancia. Deja de aferrarte al pasado y serás libre y tendrás paz.
— ¿Cómo un niño sin pasado?

—Exacto. Así como un niño vive plenamente en el presente. Cuando tú ames, deja que todo tu ser esté presente en ese amor, sin reservas ni divisiones. No hagas nada en forma parcial, hazlo todo con plenitud.
—El miedo bloquea la espontaneidad. 
—Es el miedo a ser juzgado. El problema yace en el sentimiento de separación, en el sentir que los demás son otros. Mientras exista ese miedo, tu corazón estará cerrado.
—Difícil abrir un corazón herido.
—Cuando pases un mal momento piensa: No espero ningún amor de los demás, no lo necesito porque yo soy una fuente in

agotable de amor, que continuará dando amor y nada más que amor a todos los que lleguen a mí. El amor puede existir únicamente donde no se fuerza.

—Creo que pide demasiado.
—Todos hemos sido heridos muchas veces, nuestro ego ha sido Lastimado. Pero la mejor cura es observar la mente. Deshacerse de todas las penas del pasado y relajarse.
— ¿Cómo?
—Empieza por aprende a estar relajada durante los momentos de tensión. Aprende a hacerte a un lado y observar los pensamientos negativos, los sentimientos heridos y la agonía mental por la que estés pasando. No cooperes con la tensión y la agonía.
—Cree que la suma de esos intentos cambiarían el mundo?
—Sí, tan sólo con que en el seno de cada familia un miembro esté decidido a practicar la compasión.

— ¿Y quién será compasivo con él?
—No necesitará la compasión de nadie, porque dar amor nos llena de amor. Fíjese en las diferencias entre Occidente e India. Occidente está lleno de gente deprimida y psicológica mente enferma. En India hay una extrema pobreza, pero el amor entre la gente sigue vigente y no hay desequilibrados.
— ¿Cree que es posible alcanzar la felicidad?
—Estar contento y feliz depende únicamente de la mente, no de las circunstancias. En realidad la felicidad depende del dominio de uno mismo. Incluso el más sublime de los paraísos se transforma en un infierno si la mente está agitada, y viceversa.
—¿Y eso es contagioso?
—Si podemos llevar a cabo acciones correctas con la actitud correcta, purificaremos nuestra mente y nos importará de forma

genuina lo que le pase a los demás.
—Entonces, ¿hay solución al sufrimiento del mundo?
—Por supuesto que la hay. El problema actual es que a la gente no le importan sus semejantes y al que le sobra es incapaz de dar. ¿Sabes lo que pasa?
— ¿Qué?
—Que la gente habla de Dios, pero no practica a Dios, no siente a Dios en su interior.
Dios, que es el amor, debe trabajar a través de nuestros ojos, de nuestras piernas, de nuestro corazón; a través de nuestros pensamientos y de nuestras acciones, y así acabaremos con todos los problemas y sufrimientos
.

UN CURSO DE MILAGROS por Juan José y El EJERCITO del AMOR

En el Colegio Mayor Felipe II

UN CURSO DE MILAGROS ES TU MAESTRO PERSONAL

ES UN RECURSO DE ENSEÑANZA, UNA DESPROGRAMACIÓN MENTAL.

CARTEL_SEMINARIO12_Y_13_DE_OCTUBRE_DE_2013(1)

EL AMOR ES AQUELLO CON LO QUE NACIMOS.

EL MIEDO ES LO QUE HEMOS APRENDIDO AQUÍ.

EL CURSO ES LA RENUNCIA AL MIEDO Y LA NUEVA ACEPTACIÓN

DEL AMOR EN NUESTRO CORAZÓN.

EL CURSO ENSEÑA QUE TÚ NO TIENES QUE CAMBIAR LA MENTE DE NADIE Y QUE NO TIENES QUE CAMBIAR AL MUNDO, LO ÚNICO QUE TIENES QUE HACER ES CAMBIAR TU MANERA DE PENSAR RESPECTO AL MUNDO. Leer más