EFECTO PLACEBO y NOCEBO. Doctor Iván Seperiza Pascuali

Efecto Placebo, Le dan a tomar agua endulzada, cree que es jarabe para la tos y deja de toser

Paciente bajo el efecto nocebo
Según esta óptica, la más predominante, el efecto placebo y el efecto nocebo serían solo sugestión, pero…

Desde hace años he postulado que la Sanación de una enfermedad la desencadena todo aquello que le hace creer al subconsciente que se podrá ese mal sanar. Si se tiene una Actitud Mental favorable u optimista frente a un mal y se refuerza la acción del Pensamiento Positivo, que es un acto consciente, el subconsciente acepta como válido, en la medida de la fe y reiteración, canalizar desde el plano Astral superior la natural fuerza de armonía y sanación hacia el cerebro y por su intermedio al órgano afectado. Si tu sientes que no eres capaz, eso lo acepta tu subconsciente para que así sea. Si con convicción piensas que eres capaz y lo haces de manera reiterada así el subconsciente verá cómo materializarlo movilizándose más allá del tiempo y el espacio para que logres ese justo anhelo. efecto-placebo-milagros-de-la-mente-3129La realidad es que al tener una media diaria del 70% con pensamientos basura estamos mal programados y bloqueamos lo sutil en nosotros. Sin embargo nadie nos puede impedir que podamos revertir esa negativa polaridad realizando lo que llamo la personal REPROGRAMACIÓN mental que es el núcleo fundamental de la Ciencia de la Mente y esto hacerlo, por ejemplo, para el logro de un mejor estado de salud, gracias al Mejor Pensar.

El efecto placebo es mucho más que sugestión de sanación científicamente demostrada. Siento que toda terapia seria tiene en la sanación el componente de la terapia misma, la sapiencia del médico tratante, el aporte placebo de la sugestión mental del paciente y el de la sugestión visualizada consciente o subconsciente del médico que, cuánticamente salta al subconsciente del paciente, quien cree en esa terapia que su médico le indica, lo acepta su subconsciente el cual da lugar a los mecanismos de cuántica sanación desde el cerebro. El efecto placebo permite probar la eficacia de un nuevo medicamento. Se presenta a un grupo de médicos la nueva terapia para determinada enfermedad, sin saberlo la mitad de ellos recibe el remedio real y la otra mitad cápsulas sin contenido medicinal. El médico ignora que es un estudio “doble a ciegas” (médico y paciente), el médico sabe que se trata de un nuevo fármaco eficaz, y así se lo señala a los pacientes que lo consultan y necesitan. Evaluado los resultados según sea la enfermedad un variable porcentaje de pacientes SANA con el placebo, es decir, por creer que tomaban un remedio y su médico que lo estaba recetando. Se acepta el nuevo fármaco si supera de manera significativa los resultados de sanación del placebo. La Ciencia médica con el efecto placebo demuestra el efecto de la sugestión en la sanación. Se sugestiona el médico que cree en ese remedio y con convicción así lo receta. Se sugestiona el enfermo al creer en el médico y en el nuevo remedio y esa creencia con convicción estimula al subconsciente mental que activa los mecanismos naturales de la sanación.

El Dr. Robert T. Carroll, señala sobre el placebo:

Por qué una sustancia falsa, artificial quirúrgica o terapia hace efecto todavía no ha sido completamente explicado.

Si se toma un medicamento nuevo ilusionado por la palabra del médico que afirma es una terapia casi milagrosa el efecto placebo actuará y en significativo porcentaje el paciente podrá sanar.

Para considerarte real sanador debes superar, de manera significativa, al efecto placebo y no basarte en el o los pocos casos por sugestión-placebo sanados y no por ser un real sanador.



En 1922 cuando el Dr. Emile Coué llegó a los EE.UU. y basado en el efecto placebo que a algunas personas las sana, por creer ellas que están tomando un remedio que no es tal, intentó sin éxito convencer, sobre la realidad de la autosanación al imitar lo que sucede con el efecto placebo. Tal parece no actuó en la época adecuada.

Dijo el Dr. Emile Coué:

– Usted toma confianza, en usted y, entonces, la confianza le da la certeza de que usted es capaz de hacer, no sólo bien, sino muy bien, todas las cosas que desee hacer, con la condición de que sean razonables, todas esas cosas, tanto como es razonable, su deber de hacerlas. Entonces, cuando usted decida hacer algo, razonable, cuando tenga que hacer una cosa que es su deber hacerla, piense siempre que esa cosa es fácil. Que las palabras: “difícil”, “imposible”, “yo no puedo”, “es más fuerte que yo”, “no puedo impedirme tal o cual cosas…”; desaparezcan de su vocabulario.
– Siempre piense que lo que tiene que hacer es fácil y lo será. Todo lo que preocupa la imaginación tiene su consiguiente expresión en las actitudes corporales y lleva a la enfermedad.
– La inmensa mayoría de las personas necesitan ayuda para que su imaginación se active hasta los límites de sanar las enfermedades.
– La autosugestión no actúa sobre la voluntad. Más bien podría decirse que la traspasa en el camino desde la mente consciente hacia la mente subconsciente. Una vez allí, su contenido se hace dinámico y desvinculándose de la voluntad y del razonamiento lógico, procura materializarse en una realidad psíquica o fisiológica, sin que la conciencia lo advierta ni se oponga.
– La Cura por el método del optimismo consiste en repetir durante el día en forma pausada por 10 vecesTodos los días, en todo sentido me sentiré Mejor, Mejor y Mejor.
– Poseemos en nosotros una potente e incalculable fuerza que, cuando la manejamos mal, nos puede ser en ocasiones perjudicial. Por el contrario, si la dirigimos de forma sabia y consciente, nos dará el dominio sobre nosotros mismos y nos permitirá no solamente ayudarnos a salir por nosotros mismos de ciertas dificultades, si no además, ayudar a otros enfermos físicos o morales, pero mejor aún vivir relativamente felices, sean cual sean las condiciones en las cuales podamos encontrarnos. En fin y sobretodo, esa fuerza, de ser bien aplicada, puede ayudar a la regeneración moral de aquellos que se han alejado del camino recto.
– Piense siempre, “YO PUEDO”, y jamás piense yo no puedo.
– La práctica de la autosugestión no remplaza el tratamiento médico, pero es una preciosa ayuda tanto para el enfermo como para el médico.
– Lo Subconsciente es muy inteligente, esta dotado de una maravillosa memoria que almacena todo lo que vemos, todo lo que entendemos, todo lo que nos liga, todas las sensaciones que experimentamos, todas las cosas que determinan en nosotros autosugestiones que ignoramos.
– ¿Cómo darle a nuestro Subconsciente, la orden general de ocuparse de todo nuestro organismo?. Simplemente, por repetición de la fórmula “TODOS LOS DÍAS, en todo sentido, me Sentiré MEJOR, MEJOR y MEJOR“.
– En la práctica de la autosugestión consciente, la voluntad debe intervenir, no como un amo que ordena imperativamente, si no como un guía que conduce a lo Subconsciente, y le ruega amistosamente hacer tal o cual cosa. De su lado, lo Subconsciente, acepta este ruego, esta orden mitigada y encuentra por sí mismo los medios para cumplirla, en el dominio de las posibilidades, ciertamente. Si por el contrario, uno hace actuar a voluntad como un amo despótico, lo
Subconsciente se reprime. No sólo, no ejecuta la orden dada, si no incluso y precisamente hace lo contrario.
– Lo Subconsciente dirige todo en nosotros, lo físico y lo moral. Es él quien preside el funcionamiento de todos nuestros órganos e incluso hasta a más pequeña célula del individuo por intermedio de los nervios. Temer las enfermedades es determinarlas.
– Cuando usted se hace conscientemente la autosugestión, hágala natural y simplemente, con convicción y sobretodo sin esfuerzo alguno. Tenga la certeza de obtener lo que usted busca y usted lo obtendrá, siempre cuando esta cosa sea razonable.
– “El hombre es lo que él piensa” El temor al fracaso hace casi seguramente fracasar, así como un pensamiento de un suceso, conduce al suceso: los obstáculos que se encuentran pueden sobrepasarse siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>